Muffins con limón y gengibre

Me ancantan los muffins, desde su apariencia con forma de honguito hasta su contextura esponjosa y liviana. La verdad casi siempre nos entran por los ojos.

Lo que me gusta de estas “tortitas” es que uno le puede poner casi todo lo que desea para darles sabor, todo depende de la estación del año o bien simplemente de lo que tengamos en casa.

Ahora vamos a la receta.

Mientras van acomodando los ingredientes y utensilios en la mesada, pueden ir prendiendo el horno para precalentarlo a unos 180°

-Para estos muffincitos de limón y gengibre vamos a necesitar:

450 grm. (3 1/2 tazas) de harina

4 cucharaditas de polvo de hornear

1/2 cucharadita de bicarbonato

1/2 cucharadita de sal fina

1 1/3 tazas de azúcar (puede ser azúcar rubia también)

140 grm. (10 cucharadas) de manteca derretida pero no muy caliente

1 taza de leche a temperatura ambiente

1 taza de queso crema (Crème fraîche) a temperatura ambiente

2 huevos grandes a temperatura ambiente

1 yema de huevo a temperatura ambiente

Ralladura de 1 limón

2 cucharadas de jugo de limón

1 cucharadita de gengibre fresco rallado

– Para el glasé:

Agua fría y azúcar impalpable en cantidades necesarias.

– Molde para muffins.

Si ya tenemos todos los ingredientes  ahora podemos pasar a la preparación:

En un bowl grande tamizamos la harina con el polvo de hornear, el bicarbonato y la sal.

Por otro lado, en un bowl mediano se mezclan el azúcar con la manteca derretida, la leche, el queso crema o crème fraîche, los huevos, las yemas, la ralladura con el jugo de limón y  por último el gengibre hasta integrarlos bien.

Agregar los ingredientes húmedos a los secos y mezclar con una espatula hasta que estén bien integrados (la mezcla se pondrá grumosa y deben quedar partes con vestigios de harina seca).

Luego si deseamos enmantecamos y enharinamos un poco el molde para los muffins o bien usamos los moldecitos de papel para muffins que se pueden conseguir en las casas de repostería, en caso de usar estos últimos de todos modos debemos colocarlos dentro del molde muffinero, sino corremos el riesgo que se nos caigan en el horno durante el horneado.

Después que rellanamos nuestro molde con la mezcla lo llevamos al horno precalentado a 180° y horneamos durante apróx. 15 min. hasta que los muffins tomen su forma característica.

Después de sacarlos del horno los dejamos enfríar un momento sobre una rejilla y luego le colocamos el glasé por encima.

Esta es una receta ideal para preparar en una tarde en que se nos antoja algo simple, dulce y liviano. Para mi es una buena receta dominguera.

Después nos cuentan qué tal les salieron y si aplicaron otro saborizante, por ejemplo jugo y ralladura de naranja o mandarina, me imagino que debe quedar muy bien también!

Au revoir!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s