Fusilli ricos y fáciles

Almorzando bajo el sol…

¡¡¡Hola desde Dublin!!!!

Este es mi primer post desde acá y decidí empezar hoy, porque el día está hermoso, acabo de terminar de almorzar un riquísimo plato de pasta y me pareció tan rico que pensé que quizás valía la pena compartirlo. Además, se prepara rapidísimo y eso siempre es bueno durante la semana, cuando uno llega cansado de trabajar.

Las mejores creaciones en la cocina se me ocurren cuando tengo que cocinar con lo que tengo a mano. Cuando trato de inventar algo teniendo a mi disposición todo un supermercado siento que son demasiadas opciones y me pierdo, sin embargo, cuando solo tengo restos de materia prima: media cebolla, un trocito casi microsópico de alguna carne, etc.,  simpre surge algo🙂

El día de hoy, la heladera estaba casi vacía y hubiera sido un muy buen momento para salir a comprar, pero a las 12 del mediodía recién acababa de volver de caminar por la playa y no tenía ganas de embarcarme en otra caminata hasta el mercado cercano, mucho menos con el estómago vacío (¡ni pensarlo!).

Con lo que quedaba en la cocina preparé estos “Fusilli veraniegos”

Fusilli Veraniegos:

(Preparé una porción, pero las cantidades que se ven a continuación son para 4 personas)

500 grs. de Fusilli

1 cebolla mediana

2 zanahorias

1 cucharada “gorda” de cilantro fresco picado (o si son amantes del cilanto: 2 cucharadas)

1 cucharada al ras de albahaca seca (si tienen fresca mejor)

3 cucharadas de aceite de maíz o girasol

Sal

Aceite de oliva, pimienta negra y queso parmesano para condimentar.

Preparación:

 (en 30-40 minutos está todo listo para servir)

Llenar una olla con agua hasta un poco más de la mitad, agregar un poquito de sal y colocar sobre la hornalla hasta que hierva.

Mientras tanto, pelar la cebolla y la zanahoria. Cortar la cebolla en aros finos. Luego, con el pelapapas, sacar láminas de zanahoria.

En una sartén grande o wok colocar las 3 cucharadas de aceite y saltear la cebolla y la zanahoria.

Para ese entonces, el agua de la pasta debe estar lista, colocar los fusilli en la olla y agregar la albahaca a la cebolla y la zanahoria.

Cuando la pasta esté lista, colar y agregar a la sartén o wok con los vegetales. Agregar 1 cucharada y media de aceite de oliva, pimienta a gusto y el cilanto. Mezclar bien a fuego moderado para que la pasta se impregne de todos los sabores y aromas que se encuentran en la sartén.

Servir con una lluvia de queso parmesano (o el queso de rallar que prefieran!!)

Una idea para darle más sabor al plato, es colocar un ajo en al aceite de la sartén antes de saltear las verduras y retirarlo antes de agregar la pasta. De este modo el aceite queda saborizado. El día de hoy no había ajo en la cocina, así que tuve que prescindir de él.

 No es nada exótico, pero es fácil de hacer y los sabores combinan muy bien juntos. Además, se ven muy lindos en el plato y dan ganas de comerlos!!🙂

 
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s