Risotto con espárragos

¿Sabían que en la antigüedad los egipcios usaban los espárragos principalmente con fines medicinales?

Los espárragos tienen propiedades diuréticas, son ricos en fibra y contienen vitaminas A, C, B1, B2, B6 y E.

Sólo hay que tomar en cuenta que para que nuestro organismo pueda absorver todas las propiedades de los esparrágos, (y esto aplica para todas las verduras), no debemos hervirlos demasiado, lo más recomendable es simplemente darles una leve cocción a vapor. Así los espárragos quedan aún crujientes y sus propiedades no se van en el agua del hervor.

Otro detalle, para aquellos que nunca hayan cocinado espárragos, les cuento que hay que pelarlos. Sí, los espárragos vienen cubiertos de una fibra, que podemos quitar facilmente con un pelapapas, pero atención, solo se pelan desde la parte inferior de la cabeza hacía el tallo, ya que la parte de la cabeza de los espárragos es la más rica, tierna y jugosa.

Mi consejo para comprar espárragos es fijarse de conseguir aquellos que no sean muy finitos, porque enloquecerán a la hora de pelarlos y los van a odiar, fíjense de elegir espárragos de tamaño mediano parejos, eso facilitará mucho más el trabajo de limpieza posterior.

Justamente en esta época en Argentina podemos conseguir espárragos de estación y a buen precio, por eso les aconsejaría que aprovechen la oportunidad e introduzcan el espárrago al menú.

Acá les dejo una receta de risotto con espárragos rápida y rica.

Risotto con espárragos para 4 personas:

– Arroz arborio o carnaroli 350 grs (una taza mediana llena).

– Aceite de oliva 2 cdas.

– Cebolla en corte brunoise  250 grs.

– Ajo 2 dientes

– Vino blanco seco 150 cm3.

– Caldo de verduras 1 lt. aprox. Puede ser caldo de cubito knorr, en todo caso utilizar dos cubitos.

– Extracto de tomate 1 cda.

– Un atado de espárragos pelados y cortados en el tamaño deseado, previamente hervidos al vapor.

– Queso parmesano 100 grs.

Preparación:

Mientras van picando la cebolla se puede colocar el caldo a hervir.

Primero colocamos el aceite de oliva en una sartén u olla y ahí reogamos la cebolla con los ajos sin coloración. Luego agregamos el arroz y lo mezclamos bien para que se impregne con el aceite y se mezcle con la cebolla, inmediatamente después vertimos el vino blanco y dejamos evaporar, a continuación se agrega el extracto de tomate y se mezcla bien hasta que el extracto esté medianamente disuelto y empezamos a incorporar el caldo de verduras hirviendo.

¡No verter todo el caldo de golpe!

Se debe ir midiendo con un cucharon la cantidad de caldo que vamos agregando hasta que el arroz esté cocido, si nos pasamos corremos el riesgo de convertir el risotto en sopa.

Cuando al arroz ya le falte muy poco para llegar al punto de cocción deseado agregamos los espárragos, dejamos que el arroz se termine de cocer y por último incorporamos el queso parmesano y si se desea un poco más de aceite de oliva o manteca y mezclamos bien.

Así de fácil logramos tener un rico risotto casero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s