Ampliar el horizonte

Hace tiempo que no salía el sol por acá, así que hoy, apenas el astro rey asomó su cara, agarré un tapado (todavía está fresco) y salí a caminar. De pronto, y sin motivo aparente, esta frase, esta certeza, invadió toda mi mente: Nuestro mundo es tan pequeño como nosotros lo hacemos y decidí escribirlo.

Solo nosotros nos limitamos y delimitamos. Somos nosotros los que elegimos a dónde ir y a dónde no, qué hacer y qué dejar de hacer, con quien hablar y con quien no.

Para ampliar nuestro horizonte, no es necesario ahorrar por años para ir a algún país distante, para ampliar nuestro horizonte basta con cambiar la calle que nos lleva a nuestro trabajo o apagar la tele y abrir un libro.

La mayoría de nosotros vivimos en un círculo que podría resumirse así: casa-trabajo-casa-trabajo-Fin de semana y vuelta a empezar. Puede haber alguna que otra actividad en el medio: gimnasio, after office o salida con amigos/pareja. Pero en la mayoría de los casos, esto constituye la excepción de la semana, tal vez del mes.

Dentro de este círculo hay miles de otros círculos, por ejemplo, seguramente para ir al trabajo siempre tomamos el mismo camino. Para la mayoría es cuestión de costumbre, pero hay quienes lo tienen más pensado y seguramente dirán: “tomo el mismo camino porque es el más corto/el menos congestionado/el que más me gusta/la mejor opción”. Si, hay gente que tiene un motivo para tomar siempre el mismo camino. Lo cierto es que tomar el mismo camino, significa que siempre pasamos por las mismas casa, y miramos siempre el mismo negocio, y como somos seres que cuando arrancamos con la repetición, repetimos en todo, seguramente miremos siempre la misma parte de la misma casa, el mismo sector de la misma vidriera. Se nota no? Cada vez nuestro mundo es más chico. Ya no es una calle con casas y negocios, es un sector de una casa, una parte de una vidriera. Y esto nos da menos en qué pensar, nos aporta muy poco y simplemente nos deja más vacíos.

Seguramente hace años que servimos la misma cena en los mismos platos. Probablemente tengamos otros platos. Los “platos buenos” los que guardamos para Navidad u ocasiones especiales. Pero nunca se nos ocurre, un martes cualquiera, y sin ocasión especial, servir la cena en esos platos, solo para variar. O al revés. Armar la cena de manera que se pueda comer con las manos.

Así con miles de otros círculos en los que vivimos: seguramente hace años vamos a la misma panadería (por la misma ruta); o escuchamos el mismo programa de radio o la misma música en el tren (porque no tenemos tiempo de cambiarla); o pedimos el mismo cortado al mismo lugar.

Son actos de todos los días, actos de los cuales no nos podemos deshacer, porque son parte de nuestro día a día. Entonces qué hacer, y qué ganamos con ello?

Cambiar de trayecto rumbo al trabajo o a la vuelta del mismo. Para cruzarnos con otra gente, ver otras casas y otros negocios o simplemente ver árboles. Cambiar aquello con lo que uno alimenta la mente genera nuevas conexiones neuronales, nuevas ideas, la sensación de estar nuevamente conectado y no ya en piloto automático.

Y si uno deja de estar en piloto automático, uno renace, reverdece, florecen nuevas ideas, o soluciones a antiguos problemas.

¿Quién sabe cuentas cosas no estamos viendo, disfrutando, descubriendo por vivir atados al círculo?

Probar una nueva panadería, descubrir que hay alguien que hace mejores facturas que las facturas de siempre. O no. Descubrir que las de siempre son lo mejor que hay, y que la nueva panadería no le llega ni a los talones. Pero eso también es bueno! Cualquier cosa que nos sume una experiencia, buena o mala, es algo que alimenta la mente y el espíritu. Quién tiene algo ganado, el que compró y descubrió que no eran ricas o el que nunca compró “por las dudas de que fueran feas”. Cuántas cosas dejan de hacerse “por las dudas!!”

Salir del círculo y ampliar el horizonte, y con ello nuestro mundo, es simple. No se requiere plata, ni estudios, ni siquiera un gran esfuerzo físico. Para ampliar el horizonte, basta con llevar nuestros pies por un nuevo rumbo🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s