Cocina de Paris: Chouquettes

Paris, 13 de Junio. Días de lluvia seguidos: 8. Días de lluvia pronosticados para esta semana: 5. Cantidad de páginas web para “Pronóstico Paris” leídas: 15. Cantidad de páginas web para “Qué hacer en Paris cuando llueve” leídas: 10. Consejos útiles: 0. Cantidad de recetas creadas: 0 (teoría: lluvia afecta parte creativa del cerebro. Solución: Mudarse a clima seco o pretender que no llueve y salir a la calle con anteojos de sol, shorts y musculosa para engañar cerebro). Cantidad de calorías consumidas: 1 millón (en forma de lemon pie, crepes con Nutella, croque monsieur, baguettes, chouquettes, macarons y coca-cola en intento de olvidar que llueve).

AHHHH!! No para de llover!

Después de pasar la etapa filosófica de “oh bueno, llueve no es el fin del mundo!”; la etapa de negación “No puede seguir lloviendo. Mañana no va a llover. No llueve, debe ser agua residual que cae de los techos. Qué no! qué no es lluvia!! Qué no estoy empapada! No!!” y la etapa de control: “Bueno, voy a aprovechar para ponerme al día con los mails” o …” debe haber cosas interesantes para hacer cuando llueve en Paris, cosas que nadie más hace. ” (JA …  JA …  JA) finalmente llegó la resignación: “bueno, parece que va a llover nomás…” y acá me encuentro, tratando de terminar de subir la receta de chouquettes que hace como dos semanas que duerme en “borradores” mientras miro por la ventana y suspiro exasperada porque es Junio en Paris y se supone que mis días deben pasar bajo el eterno resplandor del sol mientras camino y de fondo se escucha la banda de sonido de “Midnight in Paris” de Woody Allen pero en lugar de eso está nublado y frío y de fondo tengo una cruza entre Stomp y The Yoko Ono Band en su etapa más experimental.

En fin, que mi pequeña descarga no los aleje de la receta, que estos mini bocaditos aereados están buenísimos. Son huecos por dentro y tienen azúcar crocante por fuera. Es casi como morder pedacitos de nube (si las nubes fueran esponjosas y dulces y no grises y aguadas como las que veo por la ventana, ejem).

Me encantaría decir que mi responsabilidad moral para con el blog fue lo que finalmente me hizo sentarme a terminar de escribir este post (que está a medio terminar desde que comenzó la lluvia), pero lo cierto es que fui impulsada 100% por la receta de pan de centeno y nueces que subió Chilli la semana pasada. ¿ ¿Cómo puede ser -me  pregunté nadando en culpa – que todavía no haya subido el post de algo que cociné hace siglos?? Shame on you!! y acá estoy, terminando el post. Pd. Si todavía no hicieron ese pan, este fin de semana es un buen momento. No se van a arrepentir!!

Sin más … la receta:

Los chouquettes tienen una textura similar a la del profiterol, pero sin relleno, y el azúcar que los recubre  acá se llama “sucre chouquette” o “sucre grains” y no se quema o derrite en el horno; es parecida a el azúcar que se usa como decoración en nuestras roscas de Pascua, así que eso es lo que sugiero como alternativa si no cosiguen el sucre grains.

La masa base de los chouquettes se llama “pâte à choux” y es la misma que se usa para preparar éclairs, pets-de-nonne y otras delicias de la cocina francesa. Por ejemplo, esa misma masa puede prepararse con una pizca de pimienta y queso cheddar o gruyere rallado y se obtienen bocaditos salados.

Ingredientes (para 25-30 chouquettes):

  • ½  taza de agua y ½ taza de leche (250 cm3 en total)
  • ½ cucharadita de sal
  • 80grs de manteca (pd. Vieron la manteca francesa??)
  • 150grs de harina común
  • 3 o 4 (depende del tamaño) huevos a temperatura ambiente
  • 2 cdas de azúcar
  • Para decorar: Sucre grains o granos de azúcar😉

Preparación:

1. Precalentar el horno a 200°C.

2. Colocar en una olla a fuego moderado el agua, la leche, la manteca cortada en cubos, el azúcar y la sal. Cuando la preparación comience a hervir, retirar del fuego y agregar toda la harina de una sola vez.

3. Acá es donde se necesita músculo: Con una espátula unir todo rápidamente hasta obtener un bollo que no se pegue en los costados de la olla.

4.- Pasar el bollo a un bol y esperar unos 2 minutos para que baje la temperatura, de otro modo en lugar de incorporar los huevos, el calor de la masa los va a cocinar! Tocar la superficie de la masa con el dedo y si no los quema, agregar el primer huevo:

A falta de bowl… usé la misma olla!

5. De nuevo usamos una espátula para integrar el huevo a la masa. Al principio parece que la masa se desarma y el huevo no se integra, pero batiendo con energía, pronto el huevo está incorporado y la masa se une otra vez…

Ahora se pueden agregar los otros huevos de a uno a la vez.

6. Una vez que los huevos están integrados, es hora de formar los bocaditos, para ello se puede usar el método tradicional: la manga, o si no tenemos una, podemos usar dos cucharitas de té para formar pelotitas del tamaño de una nuez y colocarlas en una placa cubierta con papel manteca.

En esta receta, usé ambos métodos, primero traté con las cucharitas porque no tenía una manga, pero no logré formar pelotitas limpias ya que la masa se pegoteaba un poco. Mis primeras chouquettes recién salidas del horno se veían así:

y si bien no es necesario que los chouquettes sean todos idénticos o del mismo tamaño (los de las boulageries rara vez lo son) lo cierto es que al menos deben ser redondeados e inflarse, para poder llamarse chouquettes🙂

Así que decidí armarme una manga casera, para ello solo se necesita una bolsa de plástico tipo ziplock, incluso un folio limpio puede servir. Simplemente colocamos la masa en una esquina, enroscamos la bolsa alrededor de la masa (queda como un triángulo, et voilà! Tenemos una maga!!

7. Con la manga o cucharitas, formar bolitas del tamaño de una nuez en una placa enmantecada y enharinada o cubierta con papel manteca. Dejar espacio entre bolita y bolita porque se expanden. Si quedan punteagudas, mojar la yema del dedo en agua y aplastar las puntas para que queden redondeadas:

Finalmente, cubrir los chouquettes con el azúcar en granos de manera generosa, porque crecen en el horno y además parte del azúcar se cae, así que si no somos generosos en esta etapa, nuestros chouquettes van a quedar muy sosos.

Chouquettes hechos con cucharitas de té…

Luego van al horno durante 20 minutos o hasta que estén dorados, eso es todo :-)) Por dentro quedan prácticamente huecos, así que son como comer aire, pero recuerden que hay 90grs de manteca. y no hagan como yo, que aprovechando que el día estaba lluvioso y frío, me comí casi todos y me gané un merecido dolor de panza por golosa😉

Saludos desde Paris!!!!

5 pensamientos en “Cocina de Paris: Chouquettes

  1. Pah! Qué recetita te mandaste, todo un lujo!
    Efectivamente la masa de los chouquettes es la masa del profiterol que conocemos acá, con esta misma masa se hacen también los eclairs, (que me imagino debes ver en cada esquina).
    Obvio que te debes haber dado un festín cuando los sacaste del horno ahí están en su máximo esplendor, porque el detalle de esa masa es que ya al día siguiente se “deshinfla” y se vuelve como gomosa (sobre todo en ciudades húmedas como Buenos Aires). Me parece que vos no dejaste ninguno para el otro día para ver qué pasaba…jejeje e hiciste bien!

    Besos y adoré los voladitos de la manteca🙂

    Hasta la próxima compa!

    • Jajaja, es que vengo tratando de subir la receta desde hace dos semanas!😉 Eclairs, chouquettes, macarons y kouglofs estan en todas las panaderias, asi que quedo a la espera de tu kouglof, ahora que llego el fresco a Buenos Aires🙂 Besote!! Pd. Hoy salio el sol!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s